Castilla-La Mancha atiende a cerca de un millar de personas con daño cerebral y sus familias a través de la Red Pública regional

Castilla-La Mancha atiende actualmente en torno a mil personas afectadas por daño cerebral adquirido o sobrevenido y a sus familiares directos en los recursos asistenciales de la Red Pública regional, gestionados por la Asociación de Daño Cerebral, ADACE Castilla-La Mancha.

El objetivo es favorecer tanto la autonomía personal del usuario, como su integración en la comunidad y esta atención se ofrece en los nueve Centros de Atención Directa ubicados por toda la región, en las localidades de Talavera de la Reina, Alcázar de San Juan, Almansa y Puertollano, además de en las cinco capitales de provincia.

Precisamente, con motivo de la celebración el pasado 26 de octubre del Día del Daño Cerebral, la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, ha visitado el Centro de Atención Directa que ADACE gestiona en Toledo, acompañada por el director general de Discapacidad, Javier Pérez, el delegado de Bienestar Social, Maximiliano Muñoz, y la presidenta de la entidad, Ana Cabellos.

Juntos, y guiados por la trabajadora social Irene Vela, han recorrido las instalaciones del centro y han podido saludar a trabajadores y a usuarios, al tiempo que han conocido de primera mano el trabajo que se realiza a través de sesiones individuales de terapia física y neurorrehabilitadora, así como participando de un variado programa de actividades y talleres, como el de “senderismo urbano” que están preparando actualmente entre varios usuarios con su monitora.

“Gracias a esta labor que hacen desde ADACE y a los testimonios que nos ofrecen los usuarios en visitas como éstas, desde la Administración regional tenemos la certeza de estar aplicando eficazmente las políticas correctas para mejorar la atención social y en este caso, la prestación de servicios en el ámbito de la discapacidad”. Así lo ha recalcado la consejera que ha recibido con interés y ánimo colaborativo las peticiones y sugerencias de esta entidad para seguir ofreciendo la asistencia que necesitan las personas con daño cerebral adquirido o sobrevenido y su entorno más cercano.

En este sentido, la titular de Bienestar Social ha recordado que la colaboración entre el Ejecutivo regional y ADACE en Castilla-La Mancha es nutrida y de largo recorrido. No en vano, ha afirmado García Torijano, “desde el Gobierno regional apoyamos a las entidades que se ocupan de atender a las personas con daño cerebral adquirido. Creemos y confiamos en su labor de tal manera que la colaboración económica de la Consejería de Bienestar Social para el año 2021, con cargo a la convocatoria anual de subvenciones a entidades de iniciativa social, ha sido de casi medio millón de euros, un 14 por ciento más que en 2020 y cerca de un 40 por ciento más que hace siete años”.

Una aportación con la que se sustentan varios programas, tales como el de ‘Fomento de la Autonomía Personal’ que se ofrece en los Centros de Atención Directa, con un total de 483 plazas; el programa de ‘Apoyo Residencial’, para cinco jóvenes, ubicado en Albacete; el programa de ‘Información, Orientación y Apoyo’ a afectados y familias; un programa de ‘Sensibilización y Prevención’, con dos campañas en centros de mayores y centros educativos; el programa de ‘Investigación y Formación’; otro programa de ‘Voluntariado’ y otro más de ‘Ayuda a Domicilio’.

Además, todos estos programas suponen la “generación y el mantenimiento de puestos de trabajo con base en la atención a las personas, así como el apoyo y el fomento de su participación en actividades de ocio inclusivo”. Este año, para la financiación de proyectos orientados a estos objetivos, la Asociación de Daño Cerebral de Castilla-La Mancha se ha beneficiado de 75.000 euros a través de la convocatoria de subvenciones con cargo al IRPF.

Atención al Daño Cerebral en Castilla-La Mancha

Se calcula que en Castilla-La Mancha hay cerca de 20.000 personas afectadas por daño cerebral y que, anualmente, se diagnostican 100.000 casos nuevos, lo que supone que una de cada diez personas con discapacidad en España lo es por esta causa. Una lesión producida en el cerebro cuyas causas son el traumatismo craneoencefálico, accidente cerebrovascular, falta de oxígeno, una infección, intervención neuroquirúrgica o tumor.

Más de un 70 por ciento de los casos se deben a accidentes cerebrovasculares, siendo el ictus la segunda causa de muerte en nuestro país (la primera en mujeres y la tercera en hombres). Se estima que el coste total de los nuevos casos que se producen cada año asciende a 2.000 millones de euros.

La Asociación de Daño Cerebral Sobrevenido de Castilla-La Mancha (ADACE CLM) nace en 2002 para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por daño cerebral sobrevenido en la región y sus familias.

Además de los nueve Centros de Atención Directa que gestionan en la red pública de Castilla-La Mancha, también cuentan con una vivienda tutelada de cinco plazas para jóvenes de entre 18 y 40 años con Daño Cerebral Sobrevenido, con el objetivo de capacitarles para desenvolverse de manera independiente.

Ir arriba