Danza de otro mundo | Noticias de Castilla-La Mancha

¿Ha venido de otro mundo la danza? Esa fue la pregunta que voló hacia nuestra mente nada más ver la primera escena del excelente espectáculo que nos ofreció El Conservatorio Profesional de Danza “José Granero” de Puertollano en su Gran Gala 2023.

El majestuoso piano de cola y la música electrónica en vivo junto a los bailarines mostrando el “Tranzrojekt” nos puso en el camino de una hipnótica exhibición continua en la que se fueron sucediendo actuaciones a cuál de más alto nivel.

En el Auditorio Pedro Almodóvar se gozó de un espectáculo valiente y variado que, entre otros, contenía el “Quid pro quo, una suite barroca revisitada” y una magnífica adaptación coreográfica de Danza Española sobre “La casa de Bernarda Alba” de Federico García Lorca, basada en una excelente coreografía de Margarita del Hoyo, y que podremos ver también próximamente en nuestra ciudad dentro de las actividades del colectivo ARTFEM.

“Y no quiero llantos. La muerte hay que mirarla cara a cara. ¡Silencio!”, nos decía Lorca en esa casa que sólo él podía retratar con tanta maestría; Así nos han dejado al público: en silencio, boquiabiertos, justo antes de prorrumpir en un estruendoso aplauso de gratitud sin reservas por lo acontecido sobre el escenario.

Todos esos cuerpos en acción, aunando espacio y tiempo, pletóricos de energía, junto a tanto gráciles como enérgicos movimientos, repletos de ritmos variados, cada uno con su color y sonido característico, nos envolvieron en esos siete elementos de la danza que justifican que aceptemos la asertación de que las artes nos hacen más intelectuales, más humanos.

Y es que esforzarse hasta la perfección es el principio que debe regir cualquier actividad humana, y cuando del arte se trata, además, tenemos derecho a creer en la locura, tenemos derecho a, en legítima defensa, gozar y ser felices, y poner todo nuestro ser donde tenemos los oídos y los ojos, para que nada se nos escape como público.

Un público que nos erigimos en juez implacable y que determinamos que, como Jorge II en la ciudad del Támesis durante El Mesías de Händel, nos deberíamos de poner en pie por haber conseguido que desde el escenario la música y la danza ahuyentaran todas nuestras inquietudes.

Javier Márquez, abril 2023.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio