La ARMH entregó en Manzanares los restos de 6 víctimas de la dictadura franquista a sus familias

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) entregó en un acto muy emotivo que tuvo lugar el pasado sábado en el Vivero de Empresas y en el cementerio municipal de Manzanares (Ciudad Real), los restos de seis víctimas de la dictadura franquista a sus familias. Víctimas que han sido identificadas genéticamente tras ser exhumadas en mayo de 2021 de dos fosas comunes en el exterior del cementerio de Manzanares.

ARMH entregó restos de seis republicados asesinados por el franquismo en Manzanares

Fueron muchas las personas que llegadas de distintos lugares de España, participaron en este acto de entrega de la AMRH, en el Vivero de Empresas. En lo que fue un momento muy esperado, el de recuperar los restos de sus familiares, asesinados por el franquismo y enterrados en fosas comunes ubicadas extramuros del cementerio de Manzanares tras la Guerra Civil.

Después un largo proceso que comenzó en mayo de 2021 con la exhumación de dos fosas y que continuó con la identificación genética de los restos encontrados y la localización de sus familias, todas estas víctimas “descansan dignamente” desde el pasado sábado en los nuevos columbarios acondicionados por el Ayuntamiento en el cementerio de Manzanares y en otras localidades. “Es el funeral que no tuvieron aquel día”, señaló Malena García, voluntaria de la ARMH.

Las víctimas exhumadas de la fosa 1 del cementerio local entregadas por la ARMH

Las víctimas exhumadas de la fosa 1 del cementerio de Manzanares que han sido identificadas son Pedro Gallego Sánchez, asesinado el 15 de junio de 1939 con 48 años, que fue alcalde de Manzanares por el PSOE y afiliado a la UGT. Manuel García-Pozuelo, asesinado el 15 de junio de 1939 con 44 años, que pertenecía a Izquierda Republicana. Antonio Menchén, asesinado el 15 de junio de 1939 con 37 años, que fue teniente de Alcalde por el PSOE, secretario del Gobernador Civil de Ciudad Real por la CNT y afiliado a UGT.

Juan Bellón, asesinado el 15 de junio de 1939 con 35 años, que estaba afiliado a la CNT y fue voluntario en el Ejército de la República. Y Agustín Ramírez, asesinado el 30 de julio de 1939 con 35 años, que pertenecía a la CNT y estaba afiliado a UGT.

A ellos se le suma Gabriel Núñez Alarcón, asesinado el 3 de abril de 1940 con 34 años, afiliado a la UGT y voluntario en el Ejército de la República, que fue exhumado de la fosa 4 del cementerio de Manzanares. A sus familias, les fueron entregados pequeños objetos como hebillas, botones y una medalla que aparecieron asociados a los cuerpos que han sido identificados.

Posteriormente, en el cementerio de Manzanares se procedió a la inhumación individual de los restos de ocho víctimas que aún no han sido reclamadas por sus familias y de las que se ha tomado muestra de ADN por si en el futuro aparece un familiar que quiera identificar a un ser querido.

“Un momento histórico” manifestó el alcalde en el acto de la ARMH

El alcalde de Manzanares estuvo presente en el acto de la ARMH, junto con varios concejales del equipo de gobierno. Durante su intervención, Julián Nieva lo calificó como un “momento histórico” porque es el comienzo “de un camino que va a continuar”. No en vano, el Ayuntamiento tiene el propósito de que Manzanares sea “una de las primeras ciudades de España que exhumen a todas sus víctimas del franquismo: 288”. Para ello, licitará públicamente el proyecto para la exhumación de otros noventa cuerpos más durante el presente año.

Fuente: Ayuntamiento de Manzanares

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio