Repsol desarrolla en Puertollano su segunda planta de fabricación en la península de combustibles cero emisiones netas

Repsol desarrolla en Puertollano (Ciudad Real) su segunda planta en la península ibérica para fabricar, a partir de residuos, combustibles cero emisiones netas, una alternativa real para acelerar la descarbonización del transporte. Una iniciativa con la que la empresa, se afianza en su liderazgo en el sector de los combustibles renovables.

Planta de Repsol para fabricación combustibles cero emisiones netas

Esta nueva planta de Repsol se ubicará en el Complejo Industrial de Puertollano y producirá combustibles renovables que podrán utilizar coches, camiones y barcos sin necesidad de transformar sus motores, ni modificar las infraestructuras de distribución y de repostaje ya existentes.

Tras una inversión superior a 120 millones de euros, cuando entre en funcionamiento en 2025, producirá 240.000 toneladas de combustibles renovables al año, la cantidad necesaria para dar 136.000 vueltas en coche alrededor del mundo. Esta producción conllevará una reducción de 750.000 toneladas anuales de emisiones de CO2, en el sector de la movilidad.

Este proyecto supondrá la transformación de una antigua unidad construida en la década de 1960 y destinada a la fabricación de diésel en una moderna planta con tecnología puntera capaz de procesar nuevas materias primas, como aceites de cocina usados, grasas animales y otros residuos de aceites vegetales.

Repsol apuesta por los combustibles renovables

Repsol mantiene una fuerte apuesta por los combustibles renovables, una de las principales palancas de su estrategia para convertirse en una compañía cero emisiones netas en 2050, al mismo tiempo que garantiza la competitividad de sus complejos industriales, acelerando su transformación en polos multi energéticos descarbonizados, capaces de fabricar productos con baja, nula o incluso negativa huella de carbono y convertirse en referente en combustibles renovables, con una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas en 2025 y más de dos millones en 2030. 

Esta nueva planta de producción de biocombustibles a partir de residuos se sumará a la primera instalación de la Península Ibérica dedicada exclusivamente a la producción de estos combustibles con baja huella de carbono y que Repsol pondrá en marcha a finales de 2023 en Cartagena (Región de Murcia), con una capacidad de producción de 250.000 toneladas anuales, con las que se evitará la emisión a la atmósfera de 900.000 toneladas de CO2 al año.

Transformación industrial

El Complejo Industrial de Repsol en Puertollano cuenta con dos áreas para producir combustibles convencionales. Tras esta inversión, evolucionará su modelo de negocio y transformará una de las unidades de Refinería I en una unidad específica para producir combustibles renovables, garantizando así la competitividad de la unidad al procesar una materia prima diferente a la actual.

El Complejo Industrial de Repsol en Puertollano avanza así en su proceso de transformación con proyectos singulares y punteros en el sector, orientados a generar productos con menor huella de carbono y que contribuyan al objetivo global de Repsol de convertirse en una compañía cero emisiones netas en 2050.

Combustibles cero emisiones netas

Para descarbonizar la movilidad, Repsol apuesta por un modelo energético que combina la electrificación, los combustibles renovables y el hidrógeno. Todas las soluciones energéticas deben tomarse en cuenta para garantizar el suministro y reducir las emisiones de la forma más rápida y eficiente posible.

Los combustibles renovables son cero emisiones netas y, por tanto, son una solución rápida, inclusiva y eficiente en costes para la descarbonización del transporte a corto plazo. Además, son totalmente compatibles con el parque móvil actual y con las infraestructuras de distribución y repostaje existentes, por lo que para su uso no es necesario acometer inversiones adicionales.

Repsol lleva más de dos décadas procesando en sus complejos industriales, materias primas alternativas como los aceites vegetales, aceites de cocina usados para producir combustibles renovables. Los combustibles renovables ya están presentes en todas las estaciones de servicio de España, ya que, conforme a la legislación vigente, los carburantes convencionales tienen que incorporar más de un 10% de biocombustibles. Además de la planta de Cartagena y la unidad en Puertollano, Repsol construirá una planta demostrativa de combustibles sintéticos en Bilbao.

El Complejo Industrial en Puertollano fue pionero en 2020 al fabricar el primer lote de combustible sostenible de aviación (SAF, por sus siglas en inglés) en España (7.000 toneladas) y, actualmente, produce biojet a partir de aceite de cocina usado de forma regular. En los complejos de Repsol en Tarragona y Bilbao también se produce este producto sostenible. 

Descarbonizar el transporte marítimo

Repsol se ha aliado con compañías líderes en el sector del transporte pesado por carretera en España y Portugal, como Grupo Sesé, XPO, Serveto, Havi , Joanca , Carreras y Luis Simoes, con clientes finales como Coca Cola, Freixenet y Seat; con empresas del sector del transporte de pasajeros en España, como Alsa y Avanza.

Con aerolíneas como Iberia, Ryanair y Vueling; y también colabora con Navantia, para descarbonizar el transporte marítimo así como con instituciones y gobiernos autonómicos como el de la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia, Castilla-La Mancha, Aragón y la provincia de Granada (Andalucía) para impulsar el uso de combustibles renovables en la movilidad.

Fuente: Ayuntamiento de Puertollano

La entrada Repsol desarrolla en Puertollano su segunda planta de fabricación en la península de combustibles cero emisiones netas se publicó primero en Diario de Castilla-la Mancha.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio